Medioambiente

|
Medioambiente

Medioambiente

Contexto territorial y actividades

La misión de la UPD es poner en marcha una reconciliación entre las necesidades de desarrollo del territorio, que se quieren asegurar, y el manejo adecuado de sus hábitats y recursos naturales con el fin de lograr un desarrollo sostenible, frente a amenazas medioambientales locales, como la sobre-explotación, o globales, como el cambio climático. Por eso la intervención en asuntos medioambientales de la UPD se centra en actividades de recuperación de ecosistemas comprometidos por las actividades antrópicas, la salvaguarda de territorios de elevado interés para la biodiversidad y la elaboración de estrategias de adaptación y resiliencia frente al cambio climático.

Colombia y Regiòn CaribeSierra Nevada de Santa MartaActividadesArticulos

Colombia y el Caribe alojan unos de los ecosistemas más prístinos y diversos del mundo y dependen en gran parte de los recursos naturales para generar crecimiento económico.

Por su localización en la zona tórrida, los países del Gran Caribe cuentan con una gran diversidad de ecosistemas terrestres, marinos y marino-costeros. Estos incluyen algunos de los sistemas con mayor biodiversidad del planeta, como son los bosques tropicales, arrecifes coralinos y manglares, entre otros. Todos ellos, además, son de altísima productividad biológica y tienen gran importancia para las economías locales, pero están muy amenazados como resultado de los impactos ambientales resultantes de las decisiones y políticas de desarrollo y ocupación del territorio. La Región Caribe colombiana cuenta con una amplia oferta natural que es posible agrupar en tres grandes conjuntos de ecosistemas: terrestres, acuáticos marinos y acuáticos continentales. Dentro de este marco, el Sistema Regional de Áreas Protegidas del Caribe (siRap-Caribe) identifica más de 20 tipos de ecosistemas que dan cuenta de la gran diversidad biológica de esta porción del territorio nacional.

Esta diversidad revela la gran importancia ecosistémica de la Región Caribe que, no obstante los impactos y transformaciones ambientales, conserva gran parte de su potencial natural. El contexto de elevado potencial pero enfrenta no solo por el deterioro ambiental, sino también del cambio climático.

Es probable que los cambios pronosticados afecten severamente a varios ecosistemas y sectores al disminuir la diversidad de especies vegetales y animales, la reducción de la disponibilidad de agua y de generación de energía hidroeléctrica, así como la disminución de los recursos y las actividades económicas en las zonas costeras.

Esto plantea la necesidad de estructurar políticas articuladas de protección, conservación y recuperación de las áreas estratégicas para la biodiversidad y la salvaguarda de las costas. Para ello es importante considerar tanto la conservación de los ecosistemas como de los bienes y servicios por estos generados, que dependen de la conectividad física y funcional entre los diferentes tipos de ambientes y ecosistemas, a escala local y regional.

 

PROBLEMATICAS
Riesgos naturales

Colombia tiene la tercera tasa más alta de desastres naturales entre los países de América Latina; El Caribe colombiano es especialmente vulnerable a estos desastres. Fue tal vez la región más afectada por el invierno de 2010, cuando registró 1,6 millones de damnificados y 308 mil viviendas impactadas.

 

Cambio climatico

Colombia aporta el 0,35% de las emisiones mundiales de efecto invernadero, de manera que sus decisiones frente al control de gases de invernadero no impactan mucho el balance global. Sin embargo, ha sido catalogado como el tercer país más vulnerable a los impactos derivados del cambio climático: mayor temperatura, aumento en el nivel del mar, erosión costera, pérdida de ecosistemas y eventos de clima extremo. La región Caribe se ve amenazada por una alta vulnerabilidad frente a fenómenos naturales como sequías, inundaciones, vendavales y huracanes. De acuerdo a los escenarios futuros proyectados por el IDEAM, la región Caribe tendrá aumentos de temperatura drásticos producto de una fuerte disminución en las precipitaciones

 

Problemas regionales

1. Residuos sólidos: la inadecuada gestión de los residuos domiciliarios es uno de los principales problemas ambientales del Caribe colombiano. Esta situación es especialmente seria en las áreas rurales, donde los residuos son usualmente quemados o dispues-tos en parajes deshabitados o en cuerpos de agua, ocasionando importantes impactos ambientales y potenciando la proliferación de vectores de enfermedades que ponen en riesgo la salud de la población más vulnerable.

2. Erosión: En la Región Caribe, factores naturales y antrópicos contribuyen a la erosión y consecuente degradación de los suelos. Entre los fenómenos naturales se destacan la erosión geológica, los derrumbes, y los cambios climáticos y , en cuanto a las actividades humanas, la ampliación de la frontera agrícola, la expansión urbana, la minería, la construcción de vías, la tala de árboles y el inadecuado manejo de cuencas. Se identifican importantes procesos erosivos que se presentan tanto a nivel de la línea de costa como del territorio en general. El 30% de los 233 km2 de playas del Caribe colombiano se ven afectados por este fenómeno.

3. Calidad del aire: La calidad del aire es uno de los problemas más generalizados y graves que afrontan los grandes centros urbanos. Sin embargo, en las ciudades del Caribe colombiano los niveles de contaminación del aire son moderados y los puntos críticos de este contaminante se centran generalmente en las zonas industriales.

4. Contaminación del agua: Colombia es el sexto país con mayor oferta hídrica del mundo. Sin embargo, aproximadamente el 50% de estos recursos tienen problemas de calidad. Según InveMaR, los vertimientos municipales, industriales, agrícolas y de residuos oleosos de la actividad marítima, portuaria, y petrolera son las principales fuentes generales de contaminación de las aguas del Caribe.

Fuentes: Rodriguez, 2013; OECD;

 

Región de la Sierra Nevada de Santa Marta

El territorio de la SNSM cubre una importancia fundamental para todo el País, siendo una zona protegida y reconocida por el Unesco como patrimonio natural, destino turístico de crecimiento continuo y al mismo tiempo lugar en peligro de reducción de su biodiversidad y con históricos problemas de seguridad por la presencia de grupos armados ilegales.

La subregión es considerada como ecorregion estratégica a nivel nacional con 5 unidades de conservación de importancia nacional: el Parque Nacional Natural Sierra Nevada de Santa Marta, el Parque Nacional Natural Tayrona, el Santuario de Fauna y Flora Cienaga Grande de Santa Marta, el Santuario de Fauna y Flora los Flamencos y la Via Parque Isla de Salamanca.

Por las mismas alturas que alcanza y la conformación de su relieve, hace que la Sierra Nevada se convierta en una gran barrera orográfica en donde aparecen todos los climas (pisos térmicos) de las montañas tropicales. La conjugación de variables como su posición geografica, la influencia marina y de regiones continentales que rodean la Sierra Nevada, hace posible encontrar el gran macroclima que se fragmenta al penetrar en la montaña, formando múltiples microclimas y condiciones originales en cada subregión, de acuerdo con las alturas sobre el nivel del mar.

 

Recursos Hidricos

La Sierra Nevada se erige como un gran sistema montañoso entre el mar y la región del Caribe colombiano, la cual cuenta con una inmensa reserva acuífera y valiosos biomas neotropicales. El macizo está conformado por tres vertientes, 35 cuencas y más de 650 microcuencas que no sólo dan sustento a cerca de 180.000 serranos (30.000 indígenas y 150.000 campesinos), sino que se constituye en la fuente de agua de por lo menos 1.500.000 personas asentadas en los departamentos del Cesar, La Guajira y Magdalena. Esta inmensa fuente hídrica produce cerca de 10.000 millones de metros cúbicos de agua al año, pero su aprovechamiento sigue siendo bajo.

La pérdida de regularidad de la oferta hídrica de la Sierra Nevada observada en las últimas décadas aparece causada por dos factores, uno antrópico y otro natural. En este sentido la acción humana ha generado acelerados procesos de deforestación que disminuyen la capacidad de almacenamiento o de retención de líquido en la cuenca. De las 2.115.873 hectáreas que conforman la Sierra Nevada, sólo el 15% se considera como bosque no alterado o escasamente intervenido, mientras que en el 85% restante se ubican las actividades humanas y económicas que han originado un deterioro de sus ecosistemas. El segundo fenómeno ligado a la escasa regularidad hídrica tiene relación con el descongelamiento de los nevados.

Fuentes: Plan de manejo PNN Sierra Nevada de Santa Marta , Economia de la Sierra Nevada

Contexto

El Plan de Trabajo de la UPD en el sector medioambiental para el 2017 pone como objetivo general la recuperación y salvaguarda de las áreas de elevado valor para la biodiversidad, centrando la atención en la Sierra Nevada de Santa Marta.

El territorio de la Sierra Nevada de Santa Marta cubre una importancia fundamental para todo el País, siendo una zona protegida y reconocida por el Unesco como patrimonio natural, destino turístico de crecimiento continuo y al mismo tiempo lugar en peligro de reducción de su biodiversidad y con históricos problemas de seguridad por la presencia de grupos armados ilegales. Es importante resaltar che la región tiene 5 unidades de conservación de importancia nacional, de las 10 presentes en la región Caribe siendo:

1. Parque Nacional Natural Sierra Nevada de Santa Marta

2. Parque Nacional Natural Tayrona

3. Santuario de Fauna y Flora Cienaga Grande de Santa Marta

4. Santuario de Fauna y Flora los Flamencos

5. Via Parque Isla de Salamanca

Para lograr el objetivo, la UPD decidió comenzar las actividades de (i) Identificación del contexto y evaluación de la red de apoyo medioambiental para la Sierra Nevada de Santa Marta, (ii) Identificación de las acciones de elevado impacto para la sostenibilidad ambiental en la Sierra Nevada de Santa Marta y (iii) Identificación de las modalidades de Empoderamiento de los actores y ONGs locales.

Bajo estas premisas, se identificó la urgencia de intervenir para favorecer la reintegración ambiental del humedal de la Cienaga Grande de Santa Marta, debido a su importancia en ámbito de la biodiversidad y por causa del fuerte deterioro de sus condiciones naturales.

 

Contexto social de la ecorregion Cienaga Grande de Santa Marta

Al interior del sistema se encuentran nueve cabeceras municipales, con poblaciones que oscilan entre los 87.355 de Ciénaga y 4.219 de la cabecera municipal de Zona Bananera.

En general, la economía de la ecorregión se caracteriza por el desarrollo de actividades básicas del sector primario, como pesca, agricultura, ganadería extensiva y agroindustria.

La ecorregión Ciénaga Grande de Santa Marta es una de las zonas más deprimidas del Departamento del Magdalena. Los municipios que la conforman, presentan indicadores de población con Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) entre el 43,5% y el 67,27%.

Entre los servicios públicos, el agua potable es un servicio crítico: la cobertura del acueducto oscila entre el 50,8% y 86,3%, pero la captación del agua es superficial, abasteciéndose en su gran mayoría del Río Magdalena sin ningún tratamiento para el consumo humano.

La Ecorregión de la Cienaga Grande de Santa Marta comprende poblaciones en condiciones de extrema pobreza y vulnerabilidad, que sufren la ausencia o la deficiente presencia del Estado. Estas comunidades se encuentran constantemente excluidas, por lo que no cuentan con mecanismos de participación ciudadana eficaces que permitan su vinculación en la toma de decisiones relacionadas al manejo ambiental del humedal.

En los pueblos costeros y los de palafitos (Nueva Venecia, Buenavista y Bocas de Aracataca) de la jurisdicción de los municipios de Pueblo Viejo y Sitio Nuevo las viviendas no tienen servicio de agua y alcantarillado, y algunas de ellas cuentan con servicios de luz. Por esto, las comunidades carecen del servicio técnico de eliminación y tratamiento de residuos sólidos, líquidos y excretas, la mayoría de desechos son arrojados directamente a las ciénagas, aumentando sus niveles de contaminación. Sólo en Buenavista se dispone de recolección de basura. Estas poblaciones son los que ejercen mayor presión en la producción de residuos que van directamente al sistema lagunar, pues en conjunto producen 975 toneladas anuales de residuos sólidos.

Un problema fundamental es garantizar el mantenimiento de las características ecológicas de un ecosistema, en un contexto de desarrollo sostenible, en una situación de insuficiencia administrativa y financiera para la gestión y recuperación de dicho ecosistema.

 

Contexto Medioambiental de la Cienaga Grande de Santa Marta

La Ciénaga Grande de Santa Marta, además de ser un humedal de importancia internacional y  declarado como zona Ramsar, cuenta con otras declaratorias que reafirman su importancia ecológica: Santuario de Fauna y Flora de la Ciénaga Grande de Santa Marta (declarada en 1977); Zona de Reserva Exclusiva Ciénaga Grande de Santa Marta y el complejo (1978); Declaratoria de la UNESCO como Reserva de la Biosfera Ciénaga Grande de Santa Marta (2000).

Un informe de la Universidad del Norte, University of Florida y Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) evidencia en la Ciénaga un notable deterioro de su condiciones ecológicas, debido a diferentes causas antrópicas. El asunto problemático principal fue la construcción de la infraestructura viaria para la conexión entre Barranquilla y Santa Marta, que obtuvo el efecto de obstruir la conexión entre la Cienaga y el mar, disminuyendo el aporte de oxígeno y causando una fuerte diminución de los bosques de manglar, que ahora se están recuperando. La salinidad es una de las principales causas de la mortalidad del mangle y resequedad de los suelos, causada por precipitaciones irregulares y los bajos caudales – producto de la sedimentación de los caños que aportan agua dulce del río Magdalena. En segundo lugar la tala y quema del mangle, aunque a pequeña escala,  afecta el ecosistema.

Los principales factores degradadores del ecosistema derivan de la actividad agrícola que se despliega alrededor de la Ciénaga, como son los depósitos y desechos de residuos agroquímicos y el taponamiento de las fuentes de agua dulce para el riego. La irrigación requerida por los cultivos agroindustriales es a menudo causa de conflicto, inclusive armado, con las comunidades. Las faltas de control ha dado lugar a la apropiación irregular de las fuentes hídricas mediante la desviación y taponamiento de caños para el riego de manera no adecuada. A esto se suma la falta de acueducto, alcantarillado y de un sistema de saneamiento básico que afecta directamente a la ciénaga zona, recibiendo altas cantidades de desechos.

Muchos de los municipios ubicados en la ecorregión dependen de la pesca artesanal para subsistir, en otras palabras, su sustento diario depende de las condiciones ambientales en las que se encuentra el humedal. Sin embargo, las condiciones de pobreza representan una amenaza al ecosistema, debido a que la intensa explotación de los recursos derivada del aumento progresivo de personas que dependen de la pesca, contribuye a la pérdida de la biodiversidad.

 

Actividades

1. Identificación del contexto y evaluación de la red de apoyo medioambiental para la Sierra Nevada de Santa Marta.

La UPD empezó con la recolección de datos y la elaboración de las análisis contextuales para identificar las mayores problemáticas ambientales de la Sierra Nevada de Santa Marta, teniendo en cuenta: (i) la importancia estratégica en términos de biodiversidad, (ii) la relevancia de las amenazas y riesgos ambientales (iii), el grado de atención político y social acerca de los problemas identificados y (iv) el grado de factibilidad y el potencial impacto positivo de las solución de los problemas identificados.

La actividad permitió identificar en el humedal de la Cienaga Grande de Santa Marta el territorio más comprometido y con urgentes necesidades de reintegración medioambiental.

 

2. Identificación de las acciones de elevado impacto para la sostenibilidad ambiental en la Sierra Nevada de Santa Marta

Las análisis elaboradas en la primera actividad permitieron establecer los principales factores de contaminación y degradación ambiental, permitiendo concentrar los estudios estratégicos acerca de los siguientes problemas:

1. Sistemas de recolección de los deshechos y de vertimiento de aguas residuales, especialmente para las comunidades costeras y palafíticas;

2. El vertimiento de plaguicidas y fertilizantes fruto de las actividades agroindustriales;

3. Pérdida de biodiversidad por causa de la sobre-explotación del sector pesquero.

Los encuentros con las comunidades comenzaron en Palmira, en el municipio de Pueblo Viejo, centrandose en la sensibilización acerca el sistema de recolección de los deshechos.

 

3. Identificación de las modalidades de Empoderamiento de los actores y ONGs locales.

En el marco de las actividades de empoderamiento de los actores del desarrollo y de las ONGs locales, se estableció para el 2017 dar prioridad al territorio de la Cienaga Grande de Santa Marta dentro de las prácticas proyectuales y los talleres de elaboración proyectual en los cursos de capacitación. Esto permitirá involucrar dentro de los cursos los profesionales y actores del desarrollo activos en ese contexto territorial, consintiendo (i) mejorar la capacidad de las comunidades locales en el análisis y elaboración de proyectos y (ii) establecer estrategias compartidas durante los talleres de elaboración proyectual.

La Resistenza di Cali

Fonte della foto: Tembolres ONG “Guardia, forza! per la mia razza, per la mia terra!”, è uno dei nuovi slogan simbolo della rivolta sociale riesplosa in Colombia: l’inno della Guardia Indigena del Cauca viene cantato non piú solo a Cali, ma nel resto del paese e a Bogotà. La Guardia Indigena del Cauca (la Minga
leggi di più

(Italiano) Aggiornamento sul Paro Nacional – 8 maggio 2021

Ci spiace, ma questo articolo è disponibile soltanto in Italiano.
leggi di più

(Italiano) Colombia, adesso

Ci spiace, ma questo articolo è disponibile soltanto in Italiano.
leggi di più

 

Amenazas ambientales y Riesgos hidrogeologicos

Colombia
Atlantico
Bolivar
La Guajira
Magdalena